Archivo de la categoría: Trucos

Consejos para dormir a tu bebé.

 Consejos para dormir a tu bebé. Nuestros consejos para dormir a tu bebé. Te dejamos unos consejos para dormir a tu bebé. Ya puedes leer los consejos para dormir a tu bebé. Los consejos para dormir a tu bebé<. Consejos para dormir a tu bebé/span>

Consejos para dormir a tu bebé fotografo-bebes.es

Contacto.

Qué tiene el sueño de un bebé que nos cautiva y nos transmite tranquilidad. Nos encontramos diferentes casos en los que los padres tienen ciertas dificultades para dormir a sus bebés. La casuística, como os podéis imaginar, da para casi escribir un libro. Por otro lado sobre este tema se ha escrito mucho, así que hemos decidido hacer una recopilación de los consejos que nos han parecido más interesantes por si en algo os podemos ayudar.

El primero es hacer caso a la Asociación Española de Pediatría que desaconseja acostar a los bebés boca abajo durante su primer año de vida.

Si el bebé no puede dormir bien puede ser complicado para los padres, sobre todo los primeros meses. En este artículo os dejamos algunos trucos para ayudarle a dormir mejor. Hay varias técnicas que ayudan a reducir los despertares del bebé, aunque cada niño es distinto y necesitará de unos cuidados diferentes. Lo mejor es que los padres le observen y hagan pruebas para ver qué le va mejor.

  • Horario para dormir: Aconsejan darle la última comida sobre las 20:30 o 21:00 que es una buena hora para acostumbrar al niño a que se duerma, ya que en ese rato empiezan a funcionar varios mecanismos hormonales que aumentan el sueño, poco a poco el bebé se irá incorporando a las rutinas del día y de las noches. La rutina debe ser todo lo fija que se pueda para que el niño se vaya acostumbrando, es importante mantener ésta rutina incluso cuando el bebé se queda a dormir en casa de los abuelos o cuando tenemos invitados en casa.
  • Antes de acostarlo, es importante ayudar al niño a relajarse, un buen baño es una excelente oportunidad para el bebé. Aconsejamos que se realicen más o menos a la misma hora, así irá cogiendo la costumbre de que después del baño llega la hora de dormir. El agua del baño debe estar a su temperatura corporal, unos 37,5º C. Después del baño podemos acompañarlo con un buen masajito con un aceite o crema hidratante para cuidar su piel.
  • Cerrar las persianas, garantizando una adecuada ventilación en el cuarto, apagar la luz y moderar los ruidos es fundamental para que el bebé pueda conciliar el sueño con tranquilidad.
  • Música: Las nanas y canciones de cuna son un clásico para dormir a los pequeños y muchas veces son realmente útiles. Son más efectivas si las canta alguno de los padres. Ya que harán que el niño se sienta arropado y querido.
  • No aconsejan dormirle en brazos, ya que se acabará acostumbrando y llorará a propósito para que uno de los padres le coja, es mucho mejor acostarlo en su propia cuna cuando todavía esté medio despierto y acompañarle durante un ratito antes de que caiga dormido.
  • No llevarlo a la cama de los padres: Esto puede hacerse algún día puntual, pero es mejor que no coja el hábito de dormir en la cama grande con los padres.
  • La cuna. Hasta los dos años recomiendan que los bebés duerman en una cuna. Tenga barrotes separados a menos de 6 cm de distancia y de no menos de 60 cm de altura. Con colchón firme y somier de tablas de madera.
  • La ropa. Se recomienda evitar el exceso de ropa. Tienes que estar pendiente de su temperatura corporal ni que se quede frío ni que sude la gota gorda. Ropa cómoda y si puede ser de algodón ecológico.
  • El truco del coche. Probablemente observes que el run-run del motor del coche lo duerme. Más de un padre ha usado el truco subirlo al coche. Dar unas vueltas por la manzana, para muchos mano de santo.
  • El último consejo es primero asegurarnos de que el bebé está bien. Cualquier duda la resuelvas con tu pediatra.

En Fotógrafo-Bebés sabemos que dormir es una parte muy importante del día a día, tanto de los padres como del bebé, por lo que esperamos que estos consejitos os ayuden a que esas malas noches mejoren poco a poco.

Contacto.

https://www.bebesymas.com/

Consejos para dormir a tu bebé

Trucos para hacer reir a nuestro bebé.

 Trucos para hacer reír a nuestro bebé. Nuestros trucos para hacer reír a nuestro bebé. Los trucos para hacer reír a nuestro bebé. Lee nuestros trucos para hacer reír a nuestro bebé. Consejos y trucos para hacer reír a nuestro bebé. Trucos para hacer reír a nuestro bebé.

Trucos para hacer reír a nuestro bebé fotografo-bebes.es

Contacto.

Para empezar, tenemos que saber que hay tres tipos de sonrisas en los bebés:

1. La sonrisa refleja. Nos causa mucha alegría porque puede surgir desde el tercer día de nacimiento y se produce durante el primer mes de vida de nuestro bebé. Dura un momento pero nos llena el alma.

2. La sonrisa general. A partir del primer mes ya los adultos podemos provocar la sonrisa del bebé, la carita se les ilumina, sus ojos brillan y dan ganas de comérselos a besos.

3. La sonrisa específica. A partir de los seis meses la sonrisa es selectiva, es decir intenta reservárselas a los rostros que le resultan familiares. De ahí que haya que tener paciencia al principio hasta que reconocen nuestro rostro como amigo.

Están demostrados los beneficios de la risa. Disminuye la presión sanguínea y nuestro sistema inmune se ve favorecido. Se produce un aumento de endorfinas en nuestro torrente sanguíneo y resulta un analgésico natural.

Entre el cuarto y quinto mes de vida, surge la risa voluntaria, mucho más fácil de conseguir por los papás claro está. Una acción provoca una sonrisa, su repetición otra sonrisa y si lo repites varias veces surge ese sonido alegre y balbuceante, sus primeras carcajadas.

Vayamos a la práctica, una “pedorreta” sobre el cuerpo del bebé casi nunca falla, si las siguientes las acompañamos de miradas y palabras comprometedoras, la sesión de risas está asegurada. Si la “pedorreta” es infalible, el “cu cu tras” le sigue de cerca, prueba a taparte la cara con las manos (cu cu) y las retiras de golpe (tras), verás que el bebé en poco tiempo aprende a hacerlo y les encanta. Sorpresa, caras familiares y repetición son una unión mágica para despertar la risa del bebé. ¿Dónde estás…?, ¡Te atrapé! Deja correr la imaginación, y recuerda que las risas también te benefician a ti.

Y para hacer honor al título de este post, ahí van unos “trucos”:

  • Estornudo: Simula que estornudas alargando el final ¡aaaaachús…! y repítelo varias veces.
  • Cu cu… Trás: Te tapas la cara con las manos y dices CU CU… y de golpe las retiras diciendo TRAS. Lógicamente cuanto más lo repitas más se reirá. Una vez iniciado, puedes hacer variantes, taparle a él y que sea él el que se destape…
  • ¿Dónde estás…? ¡Que te pillo!: No necesita mucha explicación, mantén la emoción manteniéndote cerca ¡Que te pillo! y el momento sorpresa ¡Te pillé!, si en ese momento lo acompañas de pedorretas debajo del brazo, mejor.
  • Al paso… Al trote… ¡A galope!: El bebé sentado en tus piernas mientras y cogiéndolo de las manos. Comienzas con unos movimientos muy suaves levantando un poco las piernas Al paso, al trote… y el elemento sorpresa ¡A galope!
  • El enanito: Moviendo tus dedos índice y corazón como si fuesen los pasos del enanito, comienza a recorrer despacio desde el pie por la pierna arriba, un enanito que sube… que sube… y unas veces hazle cosquillas en la rodilla, otras en la axila, otras debajo de la barbilla como elemento sorpresa ¡Que subió! ¡Ay! ¡Que se esconde, que se esconde!

Finalmente, que lo disfrutéis.

Contacto.

Trucos para hacer reír a nuestro bebé

https://www.bebesymas.com/

 

Cómo proteger a un bebé del sol.

 Cómo proteger a un bebé del sol. Aquí puedes leer cómo proteger a un bebé del sol. Consejos de cómo proteger a un bebé del sol. Nuestros consejos de cómo proteger a un bebé del sol. Cómo proteger a un bebé del sol. Cómo proteger a un bebé del sol. Cuales serían tus consejos de cómo proteger a un bebé del sol. Aquí nuestros consejos de cómo proteger a un bebé del sol. Cómo proteger a un bebé del sol.

Cómo proteger a un bebé del sol fotografo-bebes.es

Contacto.

La delicada piel de nuestros bebés puede ser dañada por una prolongada exposición solar. Esto no solo nos puede pasar en la playa, también en la montaña, la ciudad, en el parque… En definitiva en cualquier lugar donde vayan a estar expuestos a los rayos solares.

Sabemos que hay dos tipos: fotoprotectores con filtros químicos y fotoprotectores con filtros físicos.

Los fotoprotectores con filtros químicos u orgánicos son sustancias que una vez aplicadas en la piel absorben los fotones mediante una reacción fotoquímica. Este tipo de fotoprotectores necesitan de ser aplicados con una antelación. Unos 30 minutos antes de exponer la piel a la radiación solar para que sea absorvido por la piel. Cuidado, hablamos de sustancias químicas que van a ser absorbidas por la piel por lo que no es recomendable aplicárselos a los niños, la mayoría contienen la sustancia PABA y derivados de ésta.

Lógicamente los fotoprotectores recomendados para proteger la piel de los niños son los filtros solares, ya que la función de éstos es reflejar la luz solar evitando (minimizando) el efecto dañino sobre la delicada piel del niño. Dejan un aspecto blanquecino en la piel lo cual nos facilita saber que no nos estamos dejando ninguna zona de la piel sin proteger. Quizás estéticamente no te guste tanto como los químicos que son absorbidos por la piel pero ésto no ha de importarte, los protectores con filtro físico reflejan la radiación solar y difícilmente producen alergias, la salud del niño es lo primero.

Tenemos que proteger al niño del sol, por lo que buscar sitios a la sombra, gorra y ropa que proteja su piel, así como salir en las horas centrales del día, son unas reglas básicas que siempre debemos cumplir como norma general. Niveles de protección superiores a 30 de filtros solares son los recomendables y que cubran todo el espectro solar posible, en especial los rayos UVB y UVA. No olvides que la piel del cuero cabelludo también está expuesta a los rayos del sol, la nariz, tras las rodillas, etc… no te dejes ninguna parte que vaya a ser expuesta sin protege. En la cabeza un sombrero.

El PABA es el ácido paraaminobenzoico, se le hace responsable de provocar reacciones alérgicas en la piel. Puede encontrarse en dosis bajas en carnes y cereales. En lactantes la ingestión (sobredosis) puede causar hipoglucemia, problemas intestinales y toxicidad hepática. Mejor evitar riesgos, asegúrate en la composición que no lo lleva.

Contacto.

Cómo proteger a un bebé del sol

 https://www.bebesymas.com/